LLAGAS Y ÚLCERAS BUCALES

Las úlceras bucales, también conocidas como aftas o llagas, se presentan como pequeñas úlceras superficiales y dolorosas sobre la mucosa bucal (principalmente en el interior de labios y mejillas) y hacen que hablar o comer resulte muy incómodo. Son muy frecuentes; la mayoría de los adultos y los niños las padecen en algún momento de su vida. Muy frecuentemente, las personas solo padecen las úlceras bucales una o dos veces por año. Una cantidad menor de personas las sufren más a menudo, y durante los brotes se pueden presentar varias úlceras al mismo tiempo. Se desconoce la causa exacta. El estrés, los problemas nutricionales y la adición de detergente común a la mayoría de las pastas dentales han sido señalados como posibles causas. Sin embargo, la evidencia no es contundente.

¿Cómo puedo reducir el dolor que me causan las úlceras bucales y ayudar a que cicatricen?

Por lo general, las úlceras bucales cicatrizan dentro de un período de 5 a 7 días. El dolor y malestar pueden ser aliviados manteniendo la boca y las ulceras limpias:

  • Evita alimentos que irriten tu boca
  • Utiliza un cepillo de cerdas suaves
  • Aplica aloe vera a través de enjuagues o geles como el Gel GUM® Canker-X® o el Enjuague para Úlceras Bucales Rincinol®

 

Muchas personas también sienten alivio al evitar los alimentos picantes y el cigarrillo.

 

Por lo general, las úlceras bucales no plantean un riesgo para tu salud oral. Sin embargo, si las mismas se presentan en forma severa y recurrente, o si no cicatrizan dentro de los 10 días, consulta con tu dentista o médico.