LOS PUENTES Y LOS IMPLANTES DENTALES

Es extremadamente importante que prestes un cuidado extra especial para mantener los implantes y puentes limpios. Las técnicas de higiene bucal habituales no son suficientes, y si se acumula placa dental ya sea alrededor del implante o del puente, su estado de salud y su larga vida se verán comprometidos. Aquí, te brindaremos información sobre la limpieza de los implantes y puentes y te recomendaremos los productos más apropiados. Recuerda seguir siempre los consejos de tu dentista e higienista dental ya que ellos conocen tus propias circunstancias individuales y habrán adaptado sus consejos solo para ti.

EL CUIDADO DEL IMPLANTE

Tu visita por el implante dental será aproximadamente cada tres meses, dependiendo de las circunstancias, para controlar y asegurar que tu cuidado en el hogar sea excelente y que no haya ningún problema con el implante y su integración a la mandíbula y a los tejidos gingivales circundantes. Con un buen cuidado diario, tus visitas podrán ser espaciadas a seis meses y tu implante podría durar toda la vida.

 

Si entre estas visitas desarrollas cualquier tipo de sensibilidad, hemorragia o flojedad, programa ver a tu dentista.

 

Limpia todos tus dientes naturales cuidadosamente con un cepillo de dientes con cerdas estrechas para alcanzar debajo de la línea de las encías. Puedes realizar una limpieza entre los dientes con los cepillos interdentales o hilo dental. Generalmente, el cepillado interdental es más fácil de realizar y resulta tan efectivo como el uso del hilo dental.

 

Ilustración: Un implante dental actúa como la raíz de un diente que falta .

 

Los implantes requieren cuidados especiales. No hay un único producto que pueda eliminar la placa dental de todas las superficies de un implante. Limpia la corona del implante con el mismo cepillo de dientes que utilizas para tus dientes naturales. Los cepillos interdentales con cabezas pequeñas, tales como los GUM® Proxabrush® Go-Betweens® Cleaners, ayudan a tener más fácil acceso a las zonas difíciles de alcanzar. Utiliza únicamente los cepillos interdentales que tengan el alambre recubierto de nylon, ya que cualquier metal expuesto podría rayar y dañar la superficie del implante, permitiendo que el implante aloje bacterias que pueden causar una infección y periimplantitis (tejidos inflamados alrededor del implante). El hilo dental que se expande, tal como el GUM® Expanding® Floss, puede ser útil entorno a los implantes. Existen también productos que ayudarán a enhebrar el hilo dental alrededor de los implantes, tales como GUM® Postcare Flossing Aids y GUM® Easy Thread™ Floss.

 

EL CUIDADO DE LOS PUENTES

También conocido como prótesis parcial fija, el puente reemplaza los dientes faltantes al, literalmente, llenar la brecha donde faltan los dientes naturales. Las fuerzas y tensiones del puente son soportadas por los dientes pilares que deben proporcionar una base sólida para el puente. Es extremadamente importante proteger la salud de los dientes pilares para asegurarle la larga vida del puente y el diente que lo soporta. El cepillado dos veces por día y la limpieza interdental al menos una vez por día son esenciales. Como los puentes están diseñados para tus propias circunstancias individuales, no es posible brindar instrucciones específicas, sino solamente algunos principios generales. Tu higienista dental es el experto en la salud de los tejidos alrededor de los dientes, implantes, y puentes y será quien te brinde consejos definitivos. El puente tendrá una brecha estrecha entre su póntico, y las encías subyacentes. Es fundamental limpiar bajo estas zonas pónticas y alrededor de los márgenes de las encías de los dientes pilares. Para llevar a cabo una mejor limpieza de estas zonas de especial necesidad, existen una variedad de enhebradores de hilo dental y cepillos o palillos interdentales finos.