USO BRACKETS O RETENEDORES

Mientras se sigue un tratamiento de ortodoncia con brackets o retenedores, es importante mantener la boca bien limpia por medio de una higiene oral minuciosa y frecuente, que incluya la limpieza interdental, para mantener los aparatos de ortodoncia limpios. Además, resulta importante mantener una dieta saludable y balanceada.

Ilustración: Aparatos de ortodoncia son cables sujetos por ménsulas celebradas al diente con un fuerte adhesivo dental .

MANTÉN TU BOCA Y TUS BRACKETS LIMPIOS

Primero, sigue las instrucciones que te proporcione tu ortodoncista o higienista dental. Mientras uses brackets, presta especial atención a la limpieza de tus dientes y del aparato de ortodoncia dado que la placa dental y las partículas de comida pueden atorarse fácilmente entre los dientes, las encías y el aparato.

 

Aquí hay algunas recomendaciones comúnmente aceptadas sobre el cepillado de los dientes:

 

  1. Remueve las bandas elásticas del aparato de ortodoncia (tendrás que reemplazarlas por bandas nuevas luego del cepillado)


  2. Utiliza un cepillo de dientes diseñado especialmente para aparatos ortodónticos (con cerdas con corte en “V”) como el cepillo para ortodoncia GUM®. Aplica pasta dental fluorada. Cepíllate al menos dos veces por día y, si es posible, luego de cada comida.

    Nota:Si prefieres utilizar un cepillo tradicional, no hay problema. Sólo asegúrate de utilizar un cepillo de buena calidad que tenga cerdas afiladas como el GUM® Technique® Deep clean o GUM® Technique® Complete Care para alcanzar todas las áreas de difícil acceso.

  3. Ubica el cepillo en un ángulo de 45° grados respecto a los dientes, apuntando hacia las encías y realiza un suave movimiento circular en cada diente, asegurándote que las cerdas alcancen las brechas entre los dientes y que lleguen debajo y alrededor de los brackets y los alambres del aparato de ortodoncia.
  4. Cepilla las superficies internas y externas de los dientes, y no olvides cepillar también las superficies de mordida.
  5. Realizar el proceso minuciosamente debería tomar tres minutos o más. Cuando creas que has terminado, escupe la pasta dental y mírate en un espejo para asegurarte que no hayan quedado restos de comida enganchados.
  6. Realiza tu limpieza interdental habitual con hilo dental o con los cepillos interdentales. Si utilizas hilo dental, el ojal te ayudará a enhebrar el hilo dental entre los dientes y debajo de los alambres. También puedes utilizar los pequeños “cepillos interdentales” especialmente diseñados o los GUM® Soft-Picks® que alcanzan los espacios entre los dientes y remueven la placa dental tan efectivamente como lo hace el hilo dental.
  7. No olvides volver a colocar las bandas elásticas.
  8. Si notas algún sangrado en las encías o si notas que en alguno de tus dientes aparece una pequeña mancha blanca, visita a tu profesional de la odontología.

MANTÉN TU RETENEDOR LIMPIO

Una vez que te hayan retirado los brackets y hayas recibido tu retenedor, el trabajo del movimiento dental no está aún terminado. Un retenedor es un aparato removible hecho a medida que ayuda a mantener los dientes en su nueva posición hasta que los dientes, el hueso, las encías y los músculos se adapten completamente al cambio. El retenedor está hecho de acrílico o plástico transparente y quizás algunos alambres metálicos que sostienen a los dientes y mantienen al retenedor en su lugar.

 

Limpia tu retenedor minuciosamente al menos una vez al día para mantenerlo fresco y sin placa dental:

 

  1. Enjuaga tu retenedor al removerlo.
  2. Utiliza un cepillo de dientes suave, sin pasta dental ya que podría rayar el plástico, y cepillas todas las superficies. Especialmente aquellas que entran en contacto con los tejidos bucales. Las cerdas de nylon no deberían rayar el plástico, si se las utiliza suavemente. Si lo deseas, puedes utilizar algún jabón para manos.Periódicamente, remoja el retenedor en una solución de bicarbonato o limpiador para aparatos de ortodoncia.
  3. Esto ayudará a evitar olores.
  4. Antes de reemplazar tu retenedor, limpia el resto de tu boca normalmente.
  5. No utilices lejía o limpiadores caseros. Podrían quemarte la boca.
  6. No coloques el retenedor dentro del lavaplatos; el calor lo distorsionará.
  7. Cuando no estés usando el retenedor, siempre lávalo primero, sécalo y luego guárdalo en su contenedor.
  8. No olvides usar tu retenedor– ¡o todo el tiempo y dinero invertido en tu nueva apariencia y sonrisa habrá sido en vano!

SI TUS BRACKETS COMIENZAN A ROZARTE Y TE SALEN LLAGAS

La cera de ortodoncia puede ayudar a aliviar el dolor y la irritación causados por los aparatos de ortodoncia. Pon una cantidad del tamaño de un frijol sobre el bracket o alambre que te esté rozando. Límpiate las manos y cepilla tus dientes antes de aplicar la cera. Haz una pelotita de cera y cubre con ella cada una de las áreas problemáticas. Remueve la cera antes del cepillado y reemplázala por cera nueva una vez que hayas finalizado.

 

Si entre una cita y otra, tus brackets comienzan a rozar y te salen llagas, consulta con tu ortodoncista o dentista ya que puede haber un alambre o bracket roto que deba ser reparado.

 

Ilustración:  La cera de ortodoncia ayuda a aliviar el dolor y la irritación causados por el roce de los aparatos de ortodoncia. Utiliza sólo una pelotita de cera para cubrir las áreas que parezcan estar causando el malestar.