BUSCO ASESORAMIENTO

¡Bienvenido al Buscador de Soluciones y felicitaciones por querer mejorar tu salud oral o la de un ser querido!

 

La salud oral es un componente esencial en la salud general. No puedes gozar de buena salud si sufres algún dolor o enfermedad dental. Con frecuencia, científicos médicos y dentales aportan nueva evidencia sobre la relación existente entre muchas afecciones graves de la salud -como las enfermedades cardíacas, la apoplejía, diabetes y las complicaciones durante el embarazo- y las enfermedades orales, especialmente las periodontales. Aún resta mucho por conocer sobre esta relación. Por eso, si has sido diagnosticado o informado que sufres un mayor riesgo de desarrollar alguna de estas condiciones, consulta a tu dentista o médico para que te proporcionen la información más reciente al respecto.

 

Ya sea que te encuentres aquí simplemente para encontrar información preliminar antes de consultar a un profesional o porque tu dentista o higienista dental te lo ha recomendado, encontrarás información fidedigna sobre una amplia variedad de temas sobre la salud oral. Los temas a tratar abarcan desde los temas más frecuentes, como las enfermedades periodontales y la sensibilidad dental, hasta los no tan frecuentes, como la recuperación luego de una cirugía oral y el cuidado de las necesidades de la salud oral de los ancianos.

 

Las claves para gozar de una buena salud oral incluyen una buena higiene oral, realizada con el mejor cepillo de dientes disponible y limpiadores interdentales, y utilizando las técnicas recomendadas por tu equipo dental durante los chequeos de rutina. Las visitas de rutina deben llevarse a cabo periódicamente y tu profesional de la odontología podrá aconsejarte sobre la frecuencia con la que debes programar las visitas de seguimiento, basándose en el riesgo que corras de desarrollar alguna enfermedad. Los bebés deben comenzar estas visitas periódicas a partir del primer año de vida. El cuidado constante de la boca, que comienza durante la infancia, ayudará a mantener controlados los problemas dentales en un futuro.

 

RECUERDA:

La buena salud oral es un esfuerzo colaborativo entre tu, tu dentista y tu higienista dental.