Salud de las encías

Las encías saludables son importantes tanto para la salud bucal como para la salud corporal. Las encías, y la mandíbula, son muy importantes para ayudar y nutrir a los dientes. Las encías saludables también contribuyen a una buena apariencia. La enfermedad periodontal cambia la apariencia de la boca, puede debilitar el apoyo de los dientes, y puede afectar la salud en general. Si te haces de los productos dentales adecuados y los utilizas a diario, si te haces controles periódicos, y te concientizas acerca de cómo tu salud oral se relaciona con tu salud general, estarás siguiendo el camino correcto hacia unos dientes y encías más saludables– y hacia un cuerpo más sano.
 

 

Pregunta

Si usted está limpiando su boca, así como a su dentista o higienista dental le gustaría

Si está utilizando el cepillo de dientes correcto, entre - dientes limpieza del sistema ( hilo dental o cepillo interdental ) , y enjuague bucal

Si un probiótico oral, ayudaría a su condición

Si usted debe utilizar un enjuague bucal con fluoruro

 

Cuenta

Si sus encías sangran , o si se observa sangre Cuando enjuague después de cepillarse los dientes

Si sus dientes son sensibles al calor o al frío

Si usted tiene diabetes , o un historial de accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca

Todos sus medicamentos con receta

 

Haz

Cepillarse los dientes con pasta dental con fluoruro dos veces al día

Realizar la limpieza entre - dientes al menos una vez al día

 

recuerda

Para tener chequeos dentales regulares siguiendo las indicaciones de su dentista o higienista dental

Para seguir las técnicas de su higienista dental ha demostrado que en las mejores maneras de mantener la boca limpia y sana

Para cambiar su cepillo de dientes al menos cada tres meses

Enfermedad de las encías no es normal y ndash; es evitable y prevenible

 

 

Para mayor información, haz clic sobre una pregunta

¿Qué son las enfermedades periodontales?


Hay dos categorías principales de enfermedades de las encías ( también conocida como enfermedad periodontal ): la gingivitis y la periodontitis. Cada categoría tiene sus propias etapas de la progresión y ndash; temprano o leve, moderada y avanzada o severa.


Gingivitis is by far the most common category and is most commonly caused by the build-up of dental plaque and its inadequate removal. Dental plaque is a biofilm of bacteria and the byproducts produced by the bacteria. The gums become inflamed – red and swollen – and may bleed easily, especially during toothbrushing or flossing. When the dental plaque is removed by thorough oral hygiene, the cause of the inflammation subsides and the gums will return to a healthier state.


La gingivitis es reversible y puede volver a presentarse. Sin embargo, la placa que permanezca en los dientes durante un largo periodo se endurecerá por lo minerales en la saliva y no podrá ser fácilmente removida a través de los métodos tradicionales de higiene oral. Este material endurecido es un cálculo (también conocido como tártaro) y sólo puede ser removido por un dentista o higienista dental por medio de un pulido (profilaxis dental) o procedimiento de raspado.


Las etapas de gingivitis temprana, moderada o avanzada se refieren a la fuerza de la reacción inflamatoria del cuerpo. La gingivitis puede presentarse solo en uno o dos dientes, en diferentes áreas de la boca, o alrededor de todos los dientes y encías. Su prevención se basa en las buenas prácticas de higiene oral, el uso de un cepillo de dientes diseñado correctamente, accesorios de limpieza interdental, y un enjuague bucal anti-placa.


La periodontitis también es bastante frecuente, pero no tanto como la gingivitis. Afecta a casi la mitad de la población adulta de los Estados Unidos, de la cual un 38,5% padece un grado moderado o severo de la enfermedad. Esta enfermedad presenta algunas características similares a la gingivitis.


La periodontitis ocurre cuando la placa dental es más fuerte que las defensas del organismo, y la reacción de las bacterias y de las defensas del organismo provocan una destrucción irreversible del tejido que rodea el diente y lo conecta con la mandíbula. En este proceso, la destrucción incluye el tejido que une la encía con el diente. La pérdida de este tejido permite que las bacterias y sus derivados se depositen bajo las encías y ayuda a destruir el hueso circundante y el ligamento que conecta el hueso con el diente. Las encías también pueden comenzar a retroceder, haciendo que el diente luzca más largo y amarillento.


Sin un tratamiento dental, el proceso de la enfermedad normalmente progresa de forma intermitente y, con el correr del tiempo, puede provocar la destrucción total del tejido que une el diente con la mandíbula, así también como el hueso circundante. Esto puede ocasionar la pérdida del diente como consecuencia de un procedimiento de extracción.


La gingivitis y la periodontitis son enfermedades separadas, pero no es poco común que un paciente con periodontitis presente gingivitis también.


Al igual que la gingivitis, la periodontitis puede presentarse solamente en un diente, en diferentes o en todos los dientes y las encías. La periodontitis es una de las dos causas más comunes de pérdida de dientes. La otra causa son las caries o el deterioro del diente.

¿Cómo sé si tengo una enfermedad periodontal?

La mejor acción que puede tomar es visitar a su dentista regularmente . Usted dentista será capaz de aconsejarle con respecto a la frecuencia con que deben ser esas visitas. Para la mayoría de personas , un examen de recuperación o revisión dental serán cada seis meses o un año. Para las personas en mayor riesgo de una enfermedad de las encías , la frecuencia puede ser de tres meses o incluso más a menudo .


Al examinarte con la frecuencia correspondiente, tu equipo dental puede trabajar contigo para mantener tu boca saludable y brindarte el tratamiento que sea necesario cuando la enfermedad esté en su etapa más temprana o leve.


Sin embargo, si entre una revisión y otra percibes algún sangrado al enjuagarte en el lavabo, alguna sensibilidad en los dientes, o cualquier cambio en la apariencia de tus encías, entonces debes contactarte con tu profesional dental y solicitar asesoramiento.

¿Cuál es la principal causa de las enfermedades periodontales?

La principal causa de las enfermedades periodontales es la acumulación y el aumento de placa dental y la reacción del organismo frente a eso a través de la inflamación. La placa dental es una biopelícula de bacterias y sus derivados, que están en constante crecimiento sobre la superficie de los dientes y sobre algunos tejidos blandos, especialmente la lengua.


Generalmente, se considera que la placa dental que tiene menos de 24 horas es inocua. Si no se la remueve por completo, luego de 1–2 días, los tipos de bacteria cambian, se convierten en perjudiciales y provocan que el organismo reaccione por medio de una inflamación.



Ilustración: la placa dental se forma en los surcos alrededor del diente, al igual que sobre la mayoría de las otras superficies en la boca. Si no se la ataca, el organismo reacciona a través de la inflamación.

¿Cuáles son los signos de las enfermedades periodontales?

No hay signos alarmantes sino hasta después de que el proceso de la enfermedad haya comenzado. El signo más común de las enfermedades periodontales es la presencia de un sangrado durante el cepillado. Otro signo es el enrojecimiento del borde de las encías. La enfermedad periodontal es una inflamación, y como todos los tejidos inflamados, las encías inflamadas sangran muy fácilmente. Incluso la acción de un cepillado suave provocará que las encías inflamadas sangren. Este es el signo más común de la enfermedad periodontal, la presencia de sangre mezclada con pasta dental cuando uno escupe en el lavabo o se enjuaga la boca.


El sangrado puede presentarse en todas las etapas de la enfermedad periodontal. Dicho signo es muy frecuente, la única señal de que tienes una enfermedad periodontal. Normalmente, no produce dolor.



Ilustración: la presencia de sangre en tu cepillo de dientes o en el lavabo es signo de una enfermedad periodontal.


Otros signos son:

  • encías enrojecidas e hinchadas

Los bordes de las encías (donde la encía termina entorno al cuello del diente) pueden lucir enrojecidas e inflamadas. El color natural de las encías saludables es rosa. Normalmente lucen bastante delgadas y forman un borde afilado en el cuello del diente.

  • Pus

Pus, un fluido cremoso y amarillo, puede ser observado cerca del borde de la encía y alrededor del cuello del diente. Esta pus saldrá de un absceso u otro tejido altamente infectado en la raíz del diente, a lo que los profesionales odontológicos se referirían como bolsa periodontal.

  • Dientes flojos

Un diente flojo o inestable es causado por la destrucción del hueso que rodea al diente y lo une a la mandíbula. Uno o más dientes flojos pueden ser consecuencia de una enfermedad periodontal en estado avanzado. Los dientes flojos, si son causados por una enfermedad periodontal, muy probablemente exhibirán todos los signos de las enfermedades periodontales.



Ilustración: Las encías saludables presentan un color rosa pálido y forman un borde filoso donde dan lugar a la corona del diente.



Ilustración: En la etapa temprana de la enfermedad periodontal, el color del borde de la encía comienza a cambiar de rosa a rojo, especialmente entre los dientes.



Ilustración: En la etapa media de la enfermedad periodontal, las encías se tornan más rojas a lo largo de un área mayor y lucen hinchadas e inflamadas.



Ilustración: En la etapa avanzada de la enfermedad periodontal, las encías lucen muy rojas, inflamadas e hinchadas, sangran muy fácilmente y generalmente serán depósitos obligados de placa y cálculos; puede sentirse que los dientes están flojos y pueden secretar pus. Las encías pueden llegar a retroceder.

¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales son enfermedades “silenciosas” y muy pocas de las personas que padecen la enfermedad notan algún síntoma. Cuando se presentan, son generalmente dolor y sensibilidad en el diente, más que en la encía misma. En las etapas avanzadas de la enfermedad periodontal, puede presentarse sensibilidad en el diente donde las raíces han quedado expuestas debido a la recesión de las encías.


Si se forma un absceso en la bolsa periodontal, puede resultar muy doloroso en un primer momento. El diente será sensible al tacto o cuando se muerde con el mismo.


La persistencia de mal aliento puede ser un síntoma de una enfermedad periodontal.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una condición frecuente en la cual las encías se inflaman y lucen rojas e hinchadas. Las encías inflamadas pueden sangrar fácilmente, especialmente durante e inmediatamente después de la limpieza con cepillo de dientes o la limpieza interdental (con cepillo de dientes o hilo dental). Las encías saludables presentan un color rosa pálido y no están hinchadas, con apariencia de borde filoso donde toman contacto con el diente.



Ilustración: Las encías saludables presentan un color rosa pálido y forman un borde filoso donde dan lugar a la corona del diente.



Ilustración: En la etapa temprana de la gingivitis, el color del borde de la encía comienza a cambiar de rosa a rojo, especialmente entre los dientes.



Ilustración: En la etapa media de la gingivitis, las encías se tornan más rojas a lo largo de un área mayor y lucen hinchadas e inflamadas.

¿Qué causa la gingivitis?

La gingivitis es causada por la acumulación de placa dental. La placa detal es una biopelícula bacteriana que provoca que el organismo reaccione defendiéndose de las bacterias y sus derivados perjudiciales (conocidos como toxinas). Si no se remueve la placa dental frecuentemente y por completo, se convierte en prejudicial y las encías reaccionan a la misma inflamándose y desarrollando gingivitis.


Si la placa dental es removida utilizando accesorios de limpieza correctamente diseñados y una técnica de limpieza recomendada por tu dentista o higienista dental, la gingivitis cederá y las encías recuperarán su estado saludable.


En la mayoría de las personas, la gingivitis es reversible. Sin embargo, en algunas personas, la acumulación de placa dental y la reacción del organismo ante la misma pueden desencadenar en una condición mucho más seria, conocida como periodontitis.

¿Cuáles son todos los factores que causan la gingivitis y a qué síntomas hay que prestarle atención?

La causa de la gingivitis es la placa dental. Si la placa dental no es removida periódicamente y se le permite que se acumule, se convertirá en perjudicial. Después de 24 horas, algunos de los tipos de bacterias presentes en la placa dental pasan de ser amigables a ser perjudiciales para el organismo. Por tanto, es importante cepillarse y limpiarse cuidadosamente entre los diente de forma diaria.


La nocividad de la placa dental puede empeorar y la reacción inflamatoria del cuerpo puede empeorar debido a estos factores:

  • Alteraciones hormonales durante la pubertad y el embarazo
  • Diabetes y control deficiente de azúcar en sangre
  • Mucho estrés
  • Nutrición deficiente
  • Un sistema inmunológico comprometido (VIH, trasplante de órgano, etc.)
  • Uso de determinados medicamentos (consulte con su dentista o médico)

Casi no hay síntomas notorios de gingivitis. Cuando los dientes se vuelven sensibles a los alimentos y bebidas fríos o calientes, o a brebajes dulces o ácidos, eso puede ser un indicados de gingivitis. El signo más frecuente es notar la presencia de sangre cuando uno escupe en el lavabo o se enjuaga la boca luego del cepillado.

¿Qué es la recesión de encías (encías retraídas)?

La recesión de encías es una condición en donde se presenta una pérdida progresiva de tejido gingival entorno al diente y que provoca que la raíz del diente quede expuesta. El diente luce más largo porque la raíz comienza a aparecer, y puede lucir más amarillento. Cuando la raíz del diente queda expuesta, el mismo también puede sensibilizarse frente a diferentes estímulos. La corona del diente está cubierta por el esmalte, que no posee nervios. La raíz del diente no está cubierta por esmalte y la dentina que solía estar cubierta por tejido gingival se encuentra ahora expuesta a la boca. Al igual que otras partes del cuerpo que pierden su revestimiento de piel, el tejido subyacente es sensible. Lo mismo puede ocurrir con las raíces de los dientes cuando quedan expuestos debido a la recesión de las encías.


La recesión de encías tiene muchas causas. La periodontitis es una de ellas. Sin embargo, incluso en las bocas saludables, la recesión de encías puede ocurrir como resultado de un cepillado agresivo u otros hábitos higiénicos, o por algún diente mal posicionado. A continuación, se presentan ejemplos de cepillado agresivo y otros hábitos:

  • Aplicar demasiada presión con el cepillo de dientes, o refregar
  • Utilizar un cepillo de dientes con cerdas muy duras o rígidas
  • Utilizar una polvo o pasta dental muy abrasivos

Diferentes hábitos también pueden dañar las encías y –con el tiempo- pueden provocar una recesión:

  • Picar o rascar con la uña del dedo o palillos, o morder los utensilios

La recesión de encías resulta muy difícil -y en algunas ocasiones imposible- de tratar, dado que la pérdida de tejido no se regenera naturalmente y requiere de un estímulo con cirugía y diferentes agentes químicos. Si la causa no se trata, la recesión puede continuar y repetirse.



Ilustración: Cuando las encías se retraen, los dientes lucen más largos y amarillentos.

¿Puede la recesión de encías afectar mi salud general?

Investigaciones médicas y dentales han descubierto que las enfermedades periodontales pueden ser asociadas con algunas condiciones de la salud general. Esto significa que si tienes una enfermedad periodontal, ella puede incrementar el riesgo a sufrir determinadas enfermedades sistémicas tales como diabetes, enfermedades cardiovasculares y apoplejía; y, si tu ya sufres alguna de esas enfermedades, la enfermedad periodontal puede hacerlas más difícil de controlar. Además, si tienes diabetes y tu nivel de azúcar en sangre no está correctamente controlado, eso puede llevar a un mayor riesgo de sufrir una enfermedad periodontal o hacer que la misma sea más difícil de controlar.


Si estás embarazada, tus encías pueden inflamarse o sangrar debido a los cambios hormonales. Tener una enfermedad periodontal crónica puede indicar un riesgo mayor de tener un bebé prematuro y con bajo peso. Sin embargo, esto no quiere decir que la enfermedad periodontal en sí misma provoca a un parto prematuro. No se ha descubierto ninguna causal directa, sino sólo un riesgo mayor.


¿Cuáles son las mejores formas de evitar las enfermedades periodontales?

Remover la mayor cantidad posible de placa todos los días, siguiendo las técnicas y utilizando los accesorios de higiene oral (cepillo de dientes, accesorios de limpieza interdental, enjuagues, etc.) recomendados por tu dentista o higienista dental. Siempre adquiere los mejores accesorios que puedas costear y sigue sus instrucciones de uso.


Visita a tu dentista en forma periódica. No pierdas ni pospongas las visitas de seguimiento. Conjuntamente, tu dentista y tu higienista dental trabajarán para ayudarte a mantener tu boca saludable.

¿Cuáles son los tratamientos más comunes para las enfermedades periodontales?

Dado que la causa más común de las enfermedades periodontales (la gingivitis y la periodontitis) es la placa dental, la primera línea de tratamiento consiste en remover la placa y evitar que se acumule en el futuro. Tu dentista o higienista dental te proporcionará las instrucciones de las diferentes técnicas de remoción de placa que sean más apropiadas dadas tus circunstancias en particular. Las mismas incluirán la recomendación de uso especifico de un cepillo de dientes y accesorios de limpieza interdental, tales como el cepillo o el hilo interdental. También te puede recomendar el uso de un enjuague bucal anti-placa. Es importante seguir su consejo y aplicar la técnica y los accesorios de limpieza exactos.


Para la gingivitis, el dentista o higienista dental realizará una profilaxis general (raspado y pulido) y, cuando sea necesario, realizará ajustes o reemplazará cualquier otro factor en tu boca que contribuya a la acumulación de placa. Estos incluyen contornear o reemplazar empastes, coronas y puentes, ajustar la dentadura potiza (si usas), o incluso considerar algún movimiento de diente ortodóntico o extracción de algún diente que está en el lugar incorrecto. La mayoría de los tratamientos para la gingivitis están limitados a mejorar las técnicas de cuidado en el hogar para prevenir la acumulación de placa y una profilaxis en el consultorio dental. Además de visitas periódicas para controlar el desarrollo de la gingivitis.


Por otro lado, los tratamientos para la periodontitis son más complicados. La etapa inicial de remoción meticulosa de la placa es similar al de la gingivitis, pero además, las raíces de los dientes deben ser limpiadas bajo la línea de las encías donde se han formados bolsas periodontales. Durante este tratamiento, tu dentista o higienista dental se concentrará en limpiar minuciosamente las superficies de las raíces del diente, un procedimiento conocido como alisado radicular. Se pueden llegar a requerir procedimientos quirúrgicos menores para acceder a los tejidos y a las raíces inflamadas, y para contornear las encías para ayudar a restablecer su forma y apariencia saludable. Tu dentista puede llegar a derivarte con un Periodoncista. Los periodoncistas son dentistas que cuentan con una capacitación avanzada de dos o tres años sobre la salud de las encías y los implantes dentales.

¿Ayudan las visitas dentales periódicas a detectar los primeros signos de una enfermedad periodontal?

É importante pensar em sua saúde bucal como um esforço colaborativo entre você e seu dentista. Você é responsável pela manutenção diária , enquanto que o seu dentista e higienista tem a tarefa de examinar de perto seus dentes e gengivas para identificar eventuais mudanças que poderiam ser um motivo de preocupação . Com a gengivite , os sinais de alerta iniciais podem passar despercebidos , mas com visitas regulares , seu dentista pode manter a sua saúde oral em cheque. Seu dentista e higienista será capaz de recomendar a frequência com que você deve ter um check-up , dependendo de sua avaliação de sua saúde e risco de doenças. A maioria das pessoas vai precisar de check-ups a cada seis ou doze meses , mas os que estão em maior risco podem precisar de ser verificado em intervalos de três meses . Seu dentista irá aconselhá-lo com base em sua avaliação de sua boca , assim como sua saúde geral e risco de doenças.

¿Qué tan rápido en el proceso de la enfermedad puedo recibir tratamiento?

Clínicamente, la gingivitis es reversible por medio de una remoción minuciosa de la placa –realizada por ti en tu hogar y/o un procedimiento de profilaxis en la oficina del dentista. La periodontitis no es reversible y causa daño permanente en los tejidos y en las estructuras que sostienen a los dientes sobre la mandíbula. Ambas condiciones presentan signos y síntomas similares. Por eso, es importante realizar visitas detales periódicas para determinar que enfermedad puedes tener.


La gingivitis puede ser revertida y controlada y generalmente no tiene consecuencias permanentes. La periodontitis puede provocar un cambio en la apariencia de los dientes– pueden lucir más largos dado que la encía retrocede o pueden aparecer brechas entre los dientes ya que éstos se aflojan y se mueven por el hueso. Las raíces expuestas lucen manchadas y más amarillentas que la corona recubierta de esmalte.


Por lo general, los efectos de la periodontitis no pueden ser revertidos, e incluso si pudieran, el tratamiento es complicado y costoso. Muchos estudios médicos recientes han demostrado que existe una relación entre una escasa salud oral y graves condiciones de salud– tales como enfermedades cardiovasculares, apoplejía y diabetes. Haciendo uso de los productos dentales adecuados, visitando regularmente a tu dentista y tomando conciencia de que tu salud oral se relaciona con tu salud general, estarás transitando por el buen camino hacia dientes y encías más saludables – y a un cuerpo más saludable.

 

La mejor opción del producto