Sequedad de boca

La sequedad bucal es una condición en donde la boca se siente “seca” y parece no tener suficiente saliva. La sequedad bucal es una condición que afecta a muchas personas. La saliva resulta importante para la salud y el bienestar de nuestras boca - sin ella, resultaría difícil hablar y comer, la boca no se sentiría fresca y podría tener un sabor y olor desagradable. Además las enfermedades periodontales podrían desarrollarse rápidamente.
 

 

Pregunta

Si usted tiene suficiente saliva

 

Cuenta

Su dentista todos los medicamentos y suplementos que esté tomando y todos los demás aspectos de su historial médico

 

Haz

Preste especial atención a su higiene oral

Utilice más suaves cremas dentales y enjuagues , más suaves con sabor

Utilice sin azúcar o goma de xilitol para estimular la producción de saliva ayuda a mantener la boca húmeda

 

recuerda

La boca seca puede conducir a la enfermedad dental aumentado. Visite a su dentista e higienista dental con regularidad.

 

 

Para mayor información, haz clic sobre una pregunta

A menudo, mi boca se siente algo seca… como si no tuviera suficiente saliva.

La sequedad bucal afecta a muchas personas. Los síntomas incluyen:
  • una sensación de sequedad,
  • dificultad para comer, tragar y hablar, y
  • Posibles alteraciones en el gusto.
La sequedad bucal es el resultado de que las glándulas salivales no produzcan suficiente volumen de saliva, o que produzcan saliva cuya consistencia se ha tornado más espesa y menos diluida.

También existe una condición en donde se produce suficiente saliva pero la boca aún se siente seca—esta condición es conocida como xerostomía, y a menudo resulta ser un efecto colateral de algunos medicamentos bastante frecuentes.

La sequedad bucal afecta la calidad de vida ya que la persona se enfrenta con dificultades para hablar y para masticar y tragar los alimentos. Sin embargo, también puede afectar a la salud oral, ya que la saliva normal y saludable baña los dientes en minerales y contiene agentes antimicrobianos que inhiben el crecimiento de las bacterias y hongos. También proporciona un beneficio al mantener la boca fresca a través de la limpieza natural que remueve los restos de comida, microorganismos y las células muertas provenientes de la mucosa oral. Si sientes tu boca seca, consulta con tu dentista.

¿Cuáles son las causas de la sequedad bucal?

Los medicamentos constituyen la causa más frecuente de la sequedad bucal. Se conocen más de 400 medicamentos diferentes (de venta libre y bajo receta) cuyos efectos colaterales pueden alterar el funcionamiento de las glándulas salivales. A menudo, al tomar uno sólo de estos medicamentos no se nota una gran diferencia. Sin embargo, al tomar dos o más se incrementa la probabilidad de que se altere la cantidad y calidad de saliva que se produce.

Otras causas incluyen el trastorno auto-inmune conocido como Síndrome Sjögren, que incluye no sólo sequedad bucal sino también sequedad ocular. Los tratamiento de radiación contra el cáncer de cabeza y cuello también pueden causar sequedad bucal.

La sequedad bucal puede provocar un mayor riesgo de sufrir caries y enfermedades periodontales. Consulta con tu dentista para evaluar la condición, su causa y los posibles síntomas de alivio. Si las medicinas son una de las causas, quizás puedas cambiarlas por otras similares con el mismo beneficio terapéutico pero con un menor impacto sobre tus glándulas salivales.

¿Cómo puedo aliviar los síntomas de la sequedad bucal?

Si crees que tienes sequedad bucal, consulta a tu dentista o higienista dental para que puedan evaluar la situación y recomendarte alguna terapia preventiva adicional. Posiblemente también puedan prescribirte algún medicamento para que sientas tu boca más cómoda. A continuación, algunos recomendaciones para que sigas:

Masca goma sin azúcar. Mascar estimula las glándulas salivales
Bebe pequeños sorbos de agua frecuentemente. Demasiada agua, sin embargo, puede ser una desventaja ya que enjuaga los lubricantes naturales que las glándulas salivales han producido
Evita los enjuagues con alcohol; el alcohol provoca sequedad y a menudo una sensación de ardor sobre los tejidos secos
Evita el consumo de tabaco
Intenta utilizar productos para la sequedad bucal—a menudo contienen lubricantes y ofrecen un sabor suave que no “arde”
Utiliza un humidificador de ambiente para ayudar a aliviar la sequedad nocturna
Aplícate glicerina o lanolina en los labios

Para obtener ayuda para prevenir problemas dentales asociados a la sequedad bucal:

  • Consulta con tu dentista o higienista dental.
  • Realiza un cuidado extra de la higiene oral en el hogar para controlar el desarrollo de la caries. Cepíllate minuciosamente al menos dos veces por día con un cepillo de buena calidad y pasta dental fluorada. Limpia entre tus dientes con un cepillo interdental o hilo dental al menos una vez al día. Opta por las pastas dentales con sabor suave, ya que los sabores fuertes pueden dejarte una sensación de ardor.
  • Utiliza un enjuague bucal con flúor antes de irte a dormir para proteger los dientes mientras duermes.
 

La mejor opción del producto