Niños (6-12 años)

Entre los 6 y los 12 años, al tiempo que los niños crecen y se desarrollan normalmente, ocurren también muchos cambios en su boca. Estos años abarcan la transición desde los dientes primarios a los permanentes. Durante este período, la apariencia de los dientes de tu niño cambiará significativamente. No todas las etapas resultaran agradables, debido a los espacios entre los dientes y a la percepción de que los dientes tamaño adulto están fuera de proporción respecto a otras características de su rostro. Las revisiones de rutina resultan importante durante estos años para poder evaluar los dientes cuya posición es incorrecta o la relación entre las mandíbulas y poder considerar los tratamientos de ortodoncia.


En esta etapa del crecimiento, nunca está de más enfatizar la necesidad de una buena higiene oral. Es importante mantener los dientes de leche saludables hasta que sean naturalmente exfoliados. Por otro lado, los dientes permanentes necesitan de un buen cuidado para poder durar toda la vida.

 

 

Pregunta

Sobre la prevención de la caries dental

How to reduce sugar in your child’s meals and snacks

Acerca de cepillado y la limpieza entre los dientes

¿Con qué frecuencia a visitar al dentista

 

Cuenta

Your child’s dentist if you are worried about your child’s dental health or the color of their teeth

Your child’s dentist if your child is taking fluoride supplements or any prescription medicines such as antibiotics

Your child’s dentist if your child is about to start playing contact sports

 

Haz

Supervise el cepillado de dientes de su hijo y entre - dientes de limpieza

Lleve a su hijo a los chequeos dentales con la frecuencia que su dentista o pediatra aconseja .

Asegúrese de que su hijo use un protector bucal que es bien apropiado cada vez que juegan un deporte de contacto .

 

recuerda

Cepille dos veces al día con pasta dental con fluoruro durante al menos 2 minutos.

Use hilo dental o llevar a cabo la limpieza interdental al menos una vez por día.

Regular dental visits are the best way to keep your child’s dental development on track and healthy.

Too many acidic foods and drinks may result in acid erosion.

Evite los bocadillos y bebidas azucaradas entre comidas.

 

 

Para mayor información, haz clic sobre una pregunta

¿Qué son las caries?

La caries ocurre como resultado de la descomposición del diente, también conocidas como caries dentales. La caries dental es la destrucción de la estructura del diente, y si no se la trata, puede provocar un fuerte dolor, infección y la posible extracción del diente.


La caries se forma cuando se consume alimentos que contienen azúcar muy frecuentemente. Las bacterias en la placa dental se alimentan de los azúcares y producen ácidos como productos de desecho. Los ácidos disuelven los minerales de los dientes, y si esta condición no es tratada, formarán la caries. Por otro lado, la saliva baña los dientes en una solución de calcio y otros minerales que ayudan a sanar el diente a través de un proceso de re-mineralización. El flúor también ayuda a prevenir la caries, ya que fortalece el esmalte y lo hace más resistente al ácido, alienta a los minerales a volver al diente y retrasa la producción de ácido por parte de las bacterias.


Uno de los primeros signos de la descomposición del diente es la aparición de manchas bancas, normalmente cerca de la línea de las encías. En esta etapa, el proceso puede ser revertido y la caries evitada.


Para prevenir la caries, es importante:

  • Evitar el consumo frecuente o excesivo de comidas y bebidas azucaradas.
  • Cepillar los dientes con un cepillo de buena calidad al menos dos veces por día, y realizar una limpieza interdental con hilo o cepillos interdentales al menos una vez al día para reducir la cantidad de placa dental.
  • Utilizar una pasta fluorada.
  • Acudir a las visitas de seguimiento habituales, como lo recomiende tu dentista o dentista pediátrico.

¿Cuál es la mejor forma en que puedo prevenir la caries en mis niños en etapa de crecimiento?

La caries es causada por las bacterias presentes en la placa dental, que se alimentan del azúcar presente en los alimentos y las bebidas. El azúcar hace que las bacterias produzcan ácidos perjudiciales que disuelven los minerales -tales como el calcio- presentes en el diente.


Hay tres acciones clave que puedes implementar:

  • REDUCIR EL AZÚCAR: evita consumir refrigerios y bebidas azucaradas entre comidas.
  • CEPILLARTE DOS VECES AL DÍA: debes cepillarte los dientes al menos dos veces por día y durante dos minutos con una pasta dental fluorada.
  • LA LIMPIEZA INTERDENTAL debería comenzar cuando los dientes del niño se encuentran correctamente uno al lado del otro. Haz que utilice cepillos interdentales o hilo dental diseñado especialmente para niños.


Consulta con tu dentista si es necesario algún tratamiento con sellante dental o aplicación tópica de flúor para proteger los dientes de tu niño contra la caries.



Ilustración: Una etapa temprana de la caries se puede presentar en los surcos de la superficie con la que se muerde o justo por encima de la línea de las encías, entre los dientes y fuera de vista. El primer signo pueden ser manchas blancas cerca de la línea de las encías.



Ilustración: A medida que la caries avanza en el diente, se extiende por la dentina y hacia el nervio.

¿Qué es el flúor y cómo previene la caries?

El floruro es una sal del elemento flúor que se presenta naturalmente y es un mineral que se encuentra en los océanos, lago s y ríos. Investigaciones llevadas a cabo en las décadas de 1930 y 1940 sugerían que las fuentes naturales de suministro de agua que contenían pequeñas cantidades de flúor estaba asociadas a comunidades con un menor índice de caries. Un estudio científico más extenso desarrollado en los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido resultó en la adición de flúor a las fuentes municipales de suministro de agua potable (fluoración) para reducir la caries. En 1945, Grand Rapids, MI, se convirtió en la primer ciudad del mundo en ajustar el nivel de flúor en su red de suministro de agua. En la actualidad, aproximadamente el 72% de la población estadounidense que se vale del sistema de suministro público recibe el beneficio de agua con niveles óptimos de flúor, que se ha demostrado reduce la caries en un 20–40%.


El floruro también se encuentra en la mayoría de las pastas dentales. Esto también ha sido estudiado extensamente y se ha demostrado que reduce la caries en un 25% aproximadamente. Hoy en día, también se agrega flúor a los enjuagues bucales, a la leche, y a la sal de mesa en diferentes partes del mundo. Dentistas e higienistas dentales aplican mayores concentraciones de geles y lacas a los dientes de los niños y adultos que corren mayor riesgo de desarrollar caries. Organismos de salud y asociaciones dentales nacionales e internacionales de todo el mundo han apoyado la seguridad y efectividad del floruro. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos ha incluido al agua fluorada como uno de los diez grandes logros de la salud pública del siglo 20.


El floruro previene la caries fortaleciendo los cristales minerales en el esmalte dental. El esmalte se fortalece y endurece cuando se le incorpora floruro y, así, el diente se vuelve más resistente al ácido que causa la caries. El floruro también alienta al esmalte a recuperarse atrayendo el calcio que haya podido ser disuelto por el ácido o que esté naturalmente presente en la saliva para que se una al esmalte y lo fortalezca—un proceso conocido como re-mineralización. El flúor también afecta a las bacterias que producen el ácido que causa la caries interfiriendo con la producción de ácido por parte de las bacterias.

¿Qué es la erosión dental?

La erosión dental, también conocida como erosión por ácido, se presenta cuando el esmalte dental es desgastado por los ácidos presentes en los alimentos diarios, tales como frutas y verduras, gaseosas, bebidas deportivas, jugos frutales (e incluso el vino). La erosión dental resulta cada vez más frecuente en niños, particularmente en aquellos con una dieta “saludable” que contiene muchas frutas y verduras. El ácido ablanda la superficie del esmalte, y la saliva lo re-endurecerá naturalmente en aproximadamente una hora. Durante ese tiempo, el esmalte ablandado puede ser fácilmente frotado al cepillarse los dientes, masticar alimentos, mantener líquidos en la boca, e incluso por la brusquedad de la lengua. Como el esmalte se desgasta, la forma, la textura y la apariencia natural del diente cambia gradualmente. Una vez que se pierde el esmalte, el mismo no puede ser reemplazado.



Ilustración: Imagen de la izquierda muestra los dientes recientemente surgieron en la boca completamente cubierto con el esmalte dental que es brillante y blanco; Imagen de la derecha es la erosión moderada con dentina amarilla sensible y aburrido expuesta, como se pierde el esmalte .


Más raramente , el esmalte puede ser erosionado por la regurgitación de los ácidos del estómago .


Para reducir el riesgo de sufrir erosión por ácido, sigue los siguientes consejos:

  • Evita consumir colaciones constantemente.
  • Trate de que los alimentos y bebidas que contienen ácidos como parte de una comida en lugar de una merienda frecuente.
  • Considere el cepillado antes de las comidas , cuando el esmalte se encuentra en su más dura ; o esperar al menos media hora después de consumir alimentos o bebidas que contienen ácido antes de cepillarse .
  • Termina las comidas con alguna bebida o alimento rico en calcio es bueno (leche, yogurt y queso).
  • Consulta con tu dentista o higienista dental si tu niño corre riesgo de sufrir erosión dental y sigue sus recomendaciones.
  • Si la erosión ocurre como resultado de la regurgitación de los ácidos estomacales, consulta con un médico para que investigue la causa y visita a tu dentista para que aborde el problema de la erosión dental.

¿Cómo debo elegir el cepillo de dientes de mi hijo?

La salud dental de su hijo es muy importante. Entre las edades de 6 y 12 años, los dientes permanentes en erupción en la boca , y que necesitan atención para ayudarles a durar toda la vida . Es importante seleccionar un pincel que su hijo estará encantado de usar. Considere lo siguiente para seleccionar el cepillo ideales :

  • La cabeza del cepillo debe ser lo suficientemente pequeño para llegar fácilmente en todas las áreas de la boca del niño .
  • El mango debe ser fácil de agarrar firmemente .
  • Las cerdas deben ser suaves o ultra suaves, flexibles, y deben estar dispuestas bien juntas entre sí.
  • Los cepillos con personajes de caricaturas u otros temas ayudarán a generar interés en el niño.
  • Los cepillos de dientes que traen incorporado temporizadores, luces o música, ayudarán al niño a cepillarse durante la cantidad correcta de tiempo (al menos dos minutos, dos veces por día).
  • El cepillo de dientes debe ser hecha por un fabricante líder de higiene oral . GUM & reg ; tiene una amplia variedad de chico y rsquo ; s productos de cuidado oral incluyendo cepillos de dientes apropiados para la edad y una pasta dental con fluoruro .

Los cepillos de dientes no deben ser compartidos y deben ser enjuagados luego de cada uso. Los cepillos deben ser reemplazados cada tres meses o más a menudo si las cerdas se muestran desgastadas o separadas. Además, reemplaza el cepillo de dientes después de haber sufrido alguna enfermedad en las vías respiratorias, tales como un resfrío, gripe o influenza.

¿Con qué frecuencia se debe a un niño de 6-12 años de visitar al dentista ?

La frecuencia de las visitas al dentista estará determinada tras la consulta con el dentista o dentista pediátrico. Normalmente, el niño que se encuentra dentro de este rango etario debe acudir cada seis meses pero es el dentista quien puede aconsejar una frecuencia más precisa, basándose en el crecimiento y desarrollo del mismo, y el riesgo de desarrollar alguna condición dental, especialmente nuevas caries.


Entre estos años, la boca y el rostro experimentan un gran crecimiento y desarrollo. La mordida anormal, o maloclusión, se notan inicialmente en este grupo etario. Tu dentista o dentista pediátrico controlará la situación, y si le resultase preocupante, podrá recomendarte hacer una consultar con un ortodoncista, que es un dentista con capacitación especializada. La ortodoncia es el área de la odontología que se especializa en diagnosticar y corregir los dientes torcidos o mal posicionados y que puede mejorar tanto la apariencia de la boca y el rostro como la funcionalidad de las mandíbulas.

¿A qué edad los niños comienzan a perder los dientes de leche?

Aproximadamente a los 6-7 años, los niños comienzan a perder los dientes de leche y continúan hasta los 12–14 años. Por lo general, el primer diente de leche que pierden comenzará a aflojarse a los 6–7 años y luego se les caerá. Los dientes de leche o primarios son importantes para que los niños puedan alimentarse, hablar, sonreír, y más importante aún, para guardar y mantener el espacio donde crecerán los dientes definitivos.


El período de tiempo durante el cual conviven los dientes de leche con los permanentes, desde los 6 a 14 años, es el tiempo en el cual cambia la apariencia, ya que hay algunos dientes de leche pequeños mezclados con algunos dientes permanentes que -por el tamaño del rostro del niño- lucen muy grandes. Durante esta etapa de transición de dentición mixta, los niños pueden tener un apariencia rara debido a los dos tipos diferentes de dentición. Visitar periódicamente al dentista permitirá que haya un control adecuado del crecimiento y la apariencia dental del niño.



Ilustración: El Hada de los Dientes comenzará sus visitas aproximadamente a los 6 años de edad.

¿A qué edad comienza a salir el primer diente permanente?

El primer diente permanente comienza a salir a los 6–7 años y –por lo general- son los primeros molares inferiores—en la parte trasera de la boca en la mandíbula inferior. Cuando aparecen estos dientes, es importante asegurarse que la limpieza cotidiana del cepillo de dientes llegue hasta atrás para mantener a estos dientes limpios y para que reciban el flúor contenido en la pasta dental. A veces, los incisivos inferiores aparecen primero y reemplazan los incisivos de leche. Otras veces, los nuevos incisivos inferiores aparecen detrás de los dientes de leche y ambos juegos de dientes pueden estar presente durante un corto período de tiempo, antes de que se caigan los dientes de leche.

¿En qué orden deberían salir los dientes permanentes de mi niño?

Los primeros dientes permanentes aparecen alrededor de 6-7 años . Los dientes permanentes que son primeros en salir son los primeros molares y los incisivos centrales inferiores , seguidos por los incisivos centrales superiores . La mayoría de los dientes permanentes han surgido por la edad de 14 años.



Ilustración: Los primeros dientes permanentes surgen alrededor de 6-7 años de edad. A esta edad hay una ' dentición mixta de ambos dientes primarios y permanentes"



Ilustración: Entre las edades de 8-10 años , los incisivos laterales superiores , primeros premolares superiores y caninos inferiores emergen llenar vacíos después de la pérdida normal de los dientes primarios .



Ilustración: Entre las edades de 10 a 14 años todos los dientes permanentes restantes emergen , a excepción de los terceros molares o muelas del juicio. Durante estos años los dientes pueden parecer lleno hasta que se asientan en sus posiciones finales .



Ilustración: Entre las edades de 17 a 21 los terceros molares o muelas del juicio pueden surgir . No todo el mundo tiene las muelas del juicio , y no todas las muelas del juicio emerger completamente en la boca. Muchas muelas del juicio se convierten y lsquo ; impactado y rsquo ; debido a la falta de espacio en los maxilares.


Tabla del Desarrollo de los Dientes Permanentes Superiores

Mandíbula Superior Cuándo salen los dientes
Primer molar a los 6–7 años
Incisivo Central a los 7–8 años
Incisivo Lateral a los 8–9 años
Primer premolar (primer bicúspide) a los 10–11 años
Segundo premolar (segundo bicúspide) a los 10–12 años
Canino (cúspide) a los 11–12 años
Segundo molar a los 12–13 años
Tercer molar (muela del juicio) a los 17–21 años

Tabla del Desarrollo de los Dientes Permanentes Inferiores

Mandíbula Inferior Cuándo salen los dientes
Primer molar a los 6–7 años
Incisivo Central a los 6–7 años
Incisivo Lateral a los 7–8 años
Canino (cúspide) a los 9–10 años
Primer premolar (primer bicúspide) a los 10–12 años
Segundo premolar (segundo bicúspide) a los 11–12 años
Segundo molar 11 a 13 años
En tercer molar ( muela del juicio ) a los 17–21 años

Entre los 17 y 21 años, pueden salir los terceros molares o muelas del juicio. No todas las personas tienen las muelas del juicio, y de quienes las tienen, no todos tienen las cuatro. Como las muelas del juicio son las últimas en salir en la boca, quizás no tengan espacio suficiente, en cuyo caso pueden verse “atrapadas” , lo que significa que no tienen espacio para tomar su posición adecuada. Este tipo de muelas del juicio pueden ser removidas de la mandíbula a través de un simple procedimiento quirúrgico.

¿Cuánta pasta dental debe utilizar mi niño de entre 6 y 12 años?

A partir de los 6 años, el niño puede utilizar la misma cantidad de pasta dental que un adulto—no mayor a una tira que no supere una pulgada de largo. El cepillado con pasta dental fluorada debe realizarse al menos dos veces por día.



Ilustración: Para niños de 6 a 12 años , aplique crema dental con flúor no más de una tira de 1 pulgada.


Una pequeña cantidad de flúor resulta muy bueno para los dientes, fortalece el esmalte y los protege contra la caries. Un exceso de flúor puede ser perjudicial; todas las fuentes de flúor deben ser mantenidas fuera del alcance de los niños. Tu dentista, dentista pediátrico o pediatra podrá proporcionarte recomendaciones personalizadas para tu niño.

¿Con qué frecuencia debo cambiar los cepillos de dientes de mi familia?

La mayoría de los profesionales de la odontología recomiendan que se reemplace el cepillo de dientes al menos una vez cada tres meses. Si las cerdas comienzan a doblarse o separarse o si la cabeza del cepillo luce desgastada, puede ser necesario cambiar el cepillo con mayor frecuencia.


Cepillos de dientes no deben ser compartidos , y se deben enjuagar limpio de toda la pasta de dientes y se dejan en el aire abierto para secar después de cada uso . Algunos profesionales dentales recomiendan que los cepillos de dientes deben ser reemplazados después de usted o miembros de su familia ha tenido un resfriado o gripe .



Ilustración: Nótese la diferencia entre un nuevo cepillo y una que está desgastada y con las cerdas extendidas a cabo , las cuales deben ser reemplazados .

¿Qué son los selladores dentales?

Los selladores dentales son recubrimientos delgados de plástico que se aplican sobre las superficies con que se mastica –dientes posteriores- para sellar los surcos (grietas y hoyos en la superficie). La mayor parte de la caries en niños y adolescentes se presenta en esta área de los dientes. Consulta con el dentista de tu hijo sobre la necesidad de utilizar selladores para prevenir la caries. No todos los niños los necesitan. Sin embargo, el riesgo de sufrir caries cambia a medida que el niño crece y los selladores pueden necesitarse si el riesgo de formación de caries incrementa. Los selladores proporcionarán una protección de entre 5 y 10 años pero no reemplazan la protección que brinda el flúor contra la caries. Los selladores trabajan sobre aquellas áreas de riesgo, donde el flúor no es tan efectivo. Su objetivo es mantener la placa dental y las partículas de comida fuera de las áreas con que se mastica, en donde las partículas pueden quedar fácilmente atrapadas y no siempre terminan siendo removidas por el cepillado.



Ilustración: El diente de la izquierda muestra la fisura normal de un diente antes de sellar . El diente de la derecha muestra el sistema de fisuras completamente lleno de un sellador de fisuras dentales .

¿Realmente necesita mi hijo usar hilo dental?

No es suficiente limpiar la boca únicamente con el cepillo de dientes. Hay muchas áreas entre los dientes a donde no llegan las cerdas del cepillo.


El uso del hilo dental ayudará a limpiar esas áreas. Este proceso debe ser realizado al menos una vez al día. Los Flossers son pequeños mangos de fácil agarre que se encuentran equipados con hilo dental. Son ideales para los niños que comienzan a utilizar el hilo dental. Los Flossers para niños de GUM® Crayola™ están disponibles en diferentes colores y diseños y el hilo se encuentra recubierto por flúor sabor a uva.


La limpieza interdental y la limpieza de otras áreas de difícil alcance también puede lograrse con los cepillos interdentales o inter-proximales, cuando el espacio lo permite. Por lo general, estos son igual de efectivos y son mucho más fáciles de usar.

¿Qué es la gingivitis asociada a la pubertad? Mi hijo está atravesando la pubertad y sus encías lucen muy rojas y sangran fácilmente. ¿Puede ser esto gingivitis asociada a la pubertad?

Durante la pubertad, el cuerpo atraviesa muchos cambios y los sistemas del cuerpo que hasta entonces han funcionado normalmente pueden verse fácilmente alterados durante la pubertad. Una de esas alteraciones ocurre en la boca cuando las encías pueden reaccionar de forma mucho más agresiva frente a la presencia de la placa dental.


El cambio de niveles hormonales en el torrente sanguíneo afecta tanto al tejido gingival como a algunas de las bacterias presentes en la placa dental, ya que las hormonas pueden pasar a través de las encías y hacia la boca, donde las bacterias las absorben.


El efecto que tienen sobre el tejido gingival es que lo hace más reactivo a la presencia de bacterias en la placa dental. El efecto que tienen sobre las bacterias es liberar más derivados dañinos. Ambos efectos se hacen visibles cuando las encías se tornan rojas e inflamadas y sangran fácilmente.


Aunque es una condición desagradable, la misma cesará cuando concluya la pubertad. Sin embargo, mientras la condición esté presente, es importante que el adolescente se esfuerce aún más para remover la placa en forma diaria, utilizando accesorios y técnicas tradicionales de higiene oral. Para evaluar la situación, se deberá buscar asesoramiento y –si fuera necesario- realizar una profilaxis para remover cualquier acumulación de placa. Dependiendo de la seriedad de la condición, se puede recomendar el uso de un enjuague anti-placa.



Ilustración: En la pubertad gingivitis, los cambios en las hormonas dan lugar a un aumento de la reacción del cuerpo a la placa dental. Tenga en cuenta el enrojecimiento de las encías , un signo clave de la inflamación .

¿Debería usar mi hijo un protector bucal cuando realice actividades deportivas?

Los protectores bucales ayudan a amortiguar un golpe en los dientes y las mandíbulas. Muchos deportes incrementan el riesgo de sufrir alguna lesión en la boca y el rostro. Si bien en los deportes de contacto se corre un riesgo mayor, algunos actividades que no son de contacto, como la gimnasia, también constituyen un riesgo. Normalmente, se puede proteger la boca de accidentes utilizando un protector bucal desarrollado apropiadamente y ajustado por un profesional. El protector bucal es un artículo esencial entre el equipamiento deportivo y debería ser utilizado desde una edad temprana.


Consulta a tu dentista, dentista pediátrico o pediatra antes de que tu niño comience algún deporte que incremente el riesgo de lesiones. El protector bucal más efectivo es aquel desarrollado en el consultorio dental y ajustado por un profesional. Sin embargo, esos tienden a ser los más costosos. Otros tipos de protectores pueden ser adquiridos en las tiendas de deportes y farmacias. Aunque estos pueden no ajustarse tan bien, igualmente brindarán protección contra una lesión permanente.


Recuerde que debe tener el protector bucal examinado en cada visita chequeo dental.

¿Cómo se debe cuidar el protector bucal y mantenerlo higiénicamente limpio?

  • Enjuágalo en agua tibia antes y después de cada uso.
  • Cepíllalo ocasionalmente con un cepillo de dientes y pasta dental o lávalo en agua con jabón.
  • No lo coloques dentro del lavaplatos; el calor lo deformará.
  • Guarda el protector bucal en un contenedor que tenga aberturas y evita dejarlo entre la vestimenta deportiva transpirada donde los hongos pueden crecer con facilidad.

¿Son seguras los empastes de amalgama (plata-mercurio)?

Sí, pero el mejor material de empaste dental ¡es no tener ningún empaste dental! Todos los materiales de empaste comúnmente utilizados son seguros y la amalgama dental ha sido utilizada por más de 150 años. De tanto en tanto, surge la preocupación sobre que tan seguros son los empastes de amalgama, dado que contienen mercurio. El mercurio agregado a la mezcla de otros materiales cuando se prepara el empaste resulta en un material seguro y estable. La Asociación Dental de Estados Unidos, la Administración Nacional de Alimentos y Fármacos (FDA por sus siglas en inglés), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud, todas concuerdan en que, basándose en toda la evidencia científica que se encuentra disponible, la amalgama dental es un material de empaste seguro y efectivo.

¿Son necesarias las radiografías de rutina?

El rayo X dental (radiografía) es una herramienta de diagnóstico y ayuda a los dentistas a detectar condiciones que no siempre resultan visibles al ojo humano. Pueden ayudar a detectar caries dentales y enfermedades periodontales que comprometen al hueso, y son muy útiles para controlar el crecimiento y desarrollo de los niños. Tu dentista evaluará el beneficio de obtener la información que las radiografías proporcionarán. Después de revisar el historial dental de tu niño y evaluar su boca, el dentista te aconsejará si las radiografías son necesarias o no.


En la actualidad, muchas radiografías son digitales. Las radiografías digitales requieren niveles incluso menores de radiación y son más seguras para el medio ambiente, dado que no se necesita ningún químico para revelarla.


Las radiografías dentales requieren niveles muy bajos de exposición a la radiación y diferentes mecanismos de protección limitan la exposición del resto del cuerpo, como por ejemplo un delantal de plomo con cuello tiroideo.